Proporcionando los recursos para que los habitantes de Gran Canaria puedan disfrutar de agua purificada en sus casas, empresas e instituciones públicas, el Grupo Santana Cazorla es propietario de varias compañías de agua en la isla, en las zonas de San Bartolomé de Tirajana, el valle de Tauro y San Roque.